La calidad nunca ha sido tan fácil: Foto 1

La calidad nunca ha sido tan fácil

Biesse, que siempre presta mucha atención a la calidad total, desarrolla una serie de tecnologías que trabajan para garantizar la máxima calidad del producto acabado.

En una época en la que la calidad del producto ya no es un requisito más, sino una característica estándar e indispensable, la tecnología de producción a cualquier nivel de gama tiene que funcionar sin excusas. Biesse, que siempre presta mucha atención a la calidad total, desarrolla una serie de tecnologías que trabajan para garantizar la máxima calidad del producto acabado. Y con este valor nace Akron 1100 J, la canteadora monolateral más pequeña de la gama, diseñada para los pequeños fabricantes que necesitan modernizar su tecnología o para los carpinteros que quieren automatizar su producción. Esta solución básica se caracteriza por los altos estándares que la distinguen frente a la competencia, unos estándares que comparten todos los productos de la gama Biesse.

La calidad nunca ha sido tan fácil: Foto 2

La calidad, la eficiencia y la sencillez son los criterios de la tecnología de canteado de Biesse.

Akron 1100 J es la única tecnología de este segmento del mercado que incorpora componentes de alto nivel como los motores ROTAX, fabricados por HSD, una empresa líder del sector, y que ofrece soluciones que demuestran la máxima atención al detalle por la calidad del producto acabado. La aspiración para limpiar el panel, el depósito extraíble de la cola para lograr el mejor acabado posible, la estructura rígida y las guías lineales que incorporan patines con recirculación de bolas para garantizar la precisión tan solo son algunos de los detalles que expresan la excelencia de la máquina. Además, esta máquina es muy compacta y ocupa muy poco espacio en la sección de producción. Destaca su ergonomía, facilidad de uso y la incorporación de soluciones tecnológicas que se han concebido para facilitar el trabajo diario. Los ajustes manuales se hacen de forma inmediata y utilizando indicadores numéricos fáciles e intuitivos. El control estándar se hace con una pantalla táctil de 7", la única del mercado en este segmento de máquinas, que dispone de una interfaz sumamente intuitiva, botones grandes y de muchas imágenes.

Cookies help us to provide our services. Using these services, you agree to the use of cookies from us. Info
Go to top of page